Monthly Archives: agosto 2017

La reabsorción ósea dental: por qué se produce y sus consecuencias

Se diferencia del resto de huesos del cuerpo porque es fino y compacto y porque tiene capacidad de cambiar y reabsorberse. Es decir, el envejecimiento, la diabetes, una enfermedad periodontal o la falta de piezas dentales pueden derivar en que el hueso de los maxilares pierda entre el 40%-60% de su altura y grosor.

Si esto llega a suceder, nuestra salud oral estaría en riesgo, puesto que el hueso alveolar dejaría de realizar su función de mantener los dientes.

La pérdida ósea suele ser difícil de identificar en su etapa inicial, por lo que las visitas con regularidad al dentista son la clave para una detección precoz a través de radiografías.

Las causas más comunes de que se padezca esta afección bucodental suelen ser:

  • Pérdida o extracción de dientes: el hueso alveolar de esa pieza empieza a reabsorberse debido a que no recibe ningún tipo de estimulación procedente de la masticación.
  • Gingivitis: la inflamación de la encías por una higiene dental deficiente puede provocar el deterioro del hueso alveolar, favoreciendo su pérdida gradual y poniendo en peligro la estabilidad de los dientes.
  • Osteoporosis: Las personas que padecen esta enfermedad, basada en el desajuste entre el calcio y fósforo del cuerpo, son más propensas a sufrir una pérdida de la densidad del hueso.
  • Dentaduras postizas: si no se encuentra anclada al maxilar, no proporciona ningún tipo de estímulo al hueso alveolar subyacente, por lo que con los años se va reabsorbiendo hasta provocar un aflojamiento en la dentadura, ocasionando problemas al comer o al hablar.

Cuando se produce una pérdida ósea, las consecuencias en la cavidad oral son tanto morfológicas como funcionales o estéticas. Así, podemos encontrarnos con retraimiento de los labios, arrugas de expresión sobre el labio superior, aflojamiento de dientes o modificación de la oclusión.

Jesica Equísoain

Leave a comment

Pasos a seguir tras el tratamiento de Ortodoncia

Pasos a seguir tras el tratamiento de ortodoncia para que los resultados permanezcan en el tiempo

ortodoncia citadental

Cada vez son más los pacientes que se decantan por cuidar su boca y tener una sonrisa perfectamente alineada. El tratamiento adecuado para conseguirlo es la ortodoncia. Como ya hemos indicado en post anteriores, existen técnicas muy sofisticadas que están haciendo de este proceso algo cómodo e imperceptible. Dependerá mucho si la necesidad de llevar aparato es a nivel funcional por problemas de mordida o a nivel estético por apiñamiento o mala posición de los dientes.

No obstante, si eres de los que apuestan por los brackets como por el Invisalign, conviene seguir ciertos pasos después de la ortodoncia para que los resultados perduren en el tiempo.

Guía tras el tratamiento de ortodoncia

Una vez retirado el aparato no significa que hayamos terminado con el proceso. Después del tratamiento ortodóncico, viene una fase posterior también muy importante: la retención. Los aparatos retenedores cumplen la función de evitar que los dientes vuelvan a su posición inicial defectuosa. Así, en función de cada caso, se portarán retenedores permanentes consistentes en un hilo metálico casi imperceptible que se coloca detrás de las piezas dentales. Asimismo, las fundas transparentes también suelen ser recomendables, sobre todo por la noche.

Otro paso importante después de la ortodoncia es la higiene diaria. Evitar la acumulación de bacterias en zonas complicadas es vital. Al tener lo retenedores permanentes, es clave incidir mucho con el cepillado para que la placa bacteriana no se quede en nuestros dientes.

Para terminar, desde Citadental te recomendamos acudir a consulta un mínimo de dos veces al año. De este modo, podremos prevenir ciertas complicaciones o afecciones bucodentales que pueden alterar los resultados de la ortodoncia.

 

Leave a comment

El irrigador bucal: en qué casos darle uso y cómo se refleja en nuestra salud oral

IMG_8903La limpieza interdental es la guinda final a una buena higiene oral para mantener una boca sana. La seda dental y los cepillos interproximales son dos elementos esenciales para conseguir este objetivo. Sin embargo, a veces es necesario dar un paso más allá para eliminar los restos de comida y bacterias incrustados entre nuestros dientes. Es en estos casos cuando el irrigador bucal se convierte en nuestro mayor aliado.

Nuestros pacientes a menudo se preguntan cuándo es necesario usar este complemento de limpieza bucodental.
El uso de este utensilio es recomendable en todas las personas, pero mucho más en aquellas que portan ortodoncia, ya que los aparatos tienden a favorecer a que la placa bacteriana se acumule en ciertas zonas de la cavidad oral. Haciendo así difícil su eliminación y provocando el desarrollo de algunas patologías como la caries o la periodontitis. Enfermedades que, de no ser controladas, pueden derivar en la pérdida de piezas dentales. Asimismo, cuando existen implantes dentales, la irrigación es una buena técnica ya que asegura el éxito de la implantología y evita futuras periimplantitis.

Gracias a la presión del agua que dispensa el irrigador, se remueve y disuelve el biofilm que está presente en la boca por lo que mantenemos alejadas ciertas afecciones bucodentales.

En definitiva, nos encontramos ante un elemento que sirve de complemento a nuestra rutina oral, consiguiendo una limpieza más profunda que la que logramos con el simple cepillado.

Leave a comment

Claves para luchar con el miedo a acudir al dentista

El miedo a acudir al dentista es uno de los principales motivos de que la salud bucodental de algunos pacientes se vea resentida. Este temor es muy común entre los más pequeños. Durante la infancia se coge tal fobia, que en la edad adulta se retrasa el momento de acudir a las revisiones odontológicas. Hecho que perjudica gravemente para conseguir una sonrisa sana.

dientes citadental

Ya hemos dicho en otros post, que una dentadura saludable pasa por una buena higiene diaria. Sin embargo, a la vez existen tratamientos necesarios que se realizan en consulta para que nuestra cavidad oral está en orden.

Claves y consejos

  • Buena impresión en la primera visita: es imprescindible crear un clima de seguridad en el que se puedan consultar dudas existentes. Esto ayudará a que en una segunda cita el paciente venga más mentalizado.
  • Tener un profesional de confianza: esencial recibir un trato cercano y personalizado para conseguir una relación de confianza. Así, sabe que está en buenas manos y se olvidará más fácil de sus miedos.
  • Tiempo de espera: los profesionales aconsejan no llegar con mucha antelación a la consulta para evitar nerviosismo.
  • Pensar en el resultado final: algunos tratamientos mas complicados causan ansiedad. Esto es algo comprensible. La clave está en visualizar los beneficios y el objetivo final del proceso odontológico.

Jesica Equísoain

Leave a comment

Cómo cuidar la salud oral durante la dentición mixta para tener una buena sonrisa de adultos

Durante la infancia existe un momento crucial en el desarrollo bucodental de nuestros pacientes. Es cuando nos encontramos ante la dentición mixta. Esta etapa es clave para tener una buena sonrisa en la edad adulta, ya que se produce el cambio de la dentición de leche a la definitiva.Aunque la edad puede varias en cada niño, este proceso suele empezar a los seis años y finalizar a los doce. Así, durante lo que dure esta etapa, que se divide en dos fases, los dientes de leche y los permanentes coinciden en tiempo. La primera fase, que se alarga hasta los 10 años, es en la que los primeros molares e incisivos definitivos salen a la luz. Después de esto, en una segunda fase, erupcionan los premolares y caninos. Pasada la mayoría de edad, será cuando se complete la dentición definitiva al erupcionar las muelas del juicio.

Un buen cuidado y desarrollo durante la dentición mixta son vitales para no tener a posteriori problemas de alineación ni mordida.

Cuidados durante la dentición mixta

  • Buena higiene oral diaria: en el cambio de dientes es importante tener una rutina de limpieza de la cavidad bucal.
  • Evitar el consumo de dulces: cuando somos niños es habitual la ingesta de golosinas u otros dulces que provocan caries en nuestra sonrisa.
  • Visitas a odontopediatría: acudir con regularidad al odontopediatra es esencial en esta etapa ya que este profesional puede ayudar también con problemas de pérdida de dientes prematuros.

Jesica Equísoain

Leave a comment

Pide Cita

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Tu Teléfono (opcional)

Elige tu clínica

Tu Mensaje

Nuestros Centros

agosto 2017
L M X J V S D
« jul   sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Facebook

@BeyourselfCente