El estrés: un claro enemigo para nuestra salud oral con consecuencias inimaginables

estrés salud oralLa higiene oral es imprescindible para mantener una buena salud bucodental. Sin embargo, hay otros factores externos que influyen en que nuestra sonrisa se vea afectada. El estrés cotidiano es considerado como uno de los enemigos principales de nuestra boca. El estrés es una respuesta automática de nuestro cuerpo ante cualquier cambio ambiental, externo o interno. Cuando estos cambios se perciben como algo negativo, provocan consecuencias nocivas para nuestro organismo.

Numerosos estudios han demostrado que hay una relación directa entre la salud oral y esta respuesta a las presiones que percibimos en el día a día.

Afecciones bucodentales relacionadas con el estrés

  1. Desgaste dental: es la peor consecuencia del estrés continuado o crónico, ya que puede desgastar un diente hasta en un 30% de su tamaño original.
  2. Gingivitis y periodontitis: el estrés aumenta la hormona cortisol que es la que ayuda a generar inflamación y sangrado de las encías (gingivitis). Si no se trata, derivará en una periodontitis, enfermedad con la que puede llegar a perderse la pieza dental.
  3. Bruxismo: podemos apretar y rechinar los dientes de forma involuntaria, durante el día o mientras dormimos, provocando en ellos un desgaste e incluso fracturándolos. El bruxismo acarrea además dolores musculares en la zona de la articulación temporomandibular (en la oreja, en un lado de la cabeza, la nuca o el cuello).
  4. Xerostomía: afección conocida como el síndrome de la boca seca, consiste en una sensación constante de sequedad bucal provocada por la producción insuficiente de saliva. Esto provoca un aumento de caries dental e incluso contribuye al mal aliento.
  5. Aftas y herpes: son pequeñas úlceras que suelen aparecer causadas por virus, bacterias o deficiencias del sistema inmunológico, ya que el estrés disminuye nuestras defensas.

Los expertos aseguran que estas afecciones ocurren en ocasiones de manera progresiva y silenciosa. Es importante no dejarse sobrepasar por las situaciones cotidianas, llevar una alimentación y limpieza bucodental adecuadas y, si es necesario, apoyase en técnicas de relajación. Además, nuestra boca no es ajena al resto del cuerpo ni viceversa, de ahí que el estrés sea capaz de provocar una reacción en cadena con consecuencias inicialmente difíciles de imaginar.

 

Jesica Equísoain


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Pide Cita

Tu nombre (requerido)

Tu Email (requerido)

Tu Teléfono (opcional)

Elige tu clínica

Tu Mensaje

Nuestros Centros

diciembre 2022
L M X J V S D
« dic    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Facebook

@BeyourselfCente